Somos seres sexuados, y eso es así. En nuestro ADN tenemos dos cromosomas que según sean XX y XY van a marcarnos biológicamente como hombres...