Lubricación femenina. Todo lo que necesitas saber.

La lubricación es un aumento de la producción de líquido vaginal principalmente en respuesta a la excitación sexual, para humedecer las paredes vaginales y facilitar la penetración y los movimientos del pene y que no se produzca fricción.

¿Por qué no lubrico siempre?

Sin embargo, aunque se trata de una respuesta natural hay muchas mujeres que en determinados momentos vitales no lubrican lo suficiente a pesar de tener un deseo elevado y una excitación también importante.

Cómo se produce la lubricación.

La anatomía femenina es increíble y aquí también tiene un sofisticado sistema para mantener húmeda nuestra zona vulvovaginal. Veamos los componentes que intervienen en el proceso:

  • Vagina, mediante un trasudado de plasma sanguíneo procedente de la lámina propia, y es mediado por los estrógenos.
  • Glándulas del cuello uterino: el cérvix produce secreciones en función del ciclo.
  • Glándulas de Skene: drenan a la uretra (uretrales) y al orificio exterior de Skene (parauretrales). Se las considera la próstata femenina/ mal llamado punto G.
  • Glándulas de bartholino: relacionados con los cuerpos esponjosos del clítoris.

Causas de una falta de lubricación.

  • Excitación sexual insuficiente. Cuando queremos rápidamente comenzar la penetración, sin escuchar a nuestro cuerpo, cuando la vagina aún no está preparada. Puede que necesitemos más tiempo para tocarla, excitarla, humedecerla. Vamos poco tiempo a los mal llamados preliminares- otro día os hablo largo y tendido de ellos.
  • Mala comunicación con la pareja, a nivel sexual especialmente.
  • Factores hormonales, que hacen que los estrógenos estén bajos. Menopausia, lactancia….
  • Medicación, como los anticonceptivos orales.
  • Estrés.
  • Falta de hidratación.
  • Excesiva higiene íntima, o mal llevada a cabo. El uso de jabones alteran el PH vaginal y la flora, haciendo que pueda aparecer irritación.
  • Ropa interior que no transpire, o ropa muy ajustada en la zona; pueden impedir una correcta vascularización en la zona.
  • Momento del ciclo en el que nos encontremos. Hay días en las que estamos mucho más húmedas que otros.

Entonces viendo cuales son las causas, No siempre una falta de lubricación indica que No estemos excitadas. Una cosa no va ligada a la otra, siempre.

Lubricación y excitación no tienen que ir de la mano, de hecho hay algún estudio curioso que así demuestra lo complicadas que somos las mujeres con respecto a los hombres en nuestra respuesta sexual.  

Cómo mejorar la lubricación?

  • Vida sana: hábitos saludables, descansa, aléjate del estrés y mantén una vida sexual activa contigo misma o con tu pareja.
  • Alimentación e hidratación: son claves. Come una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados y si es necesario toma suplementos ricos en omegas.
  • Ejercicio/meditación: cuida cuerpo y mente. Mejorarás el riego sanguíneo en todo el cuerpo y aprenderás a escucharlo.
  • Higiene sí, pero sin jabón ni duchas vaginales. Ni perfumes. La vulva huele a vulva.
  • No te cortes en usar lubricantes, no hay nada de malo. Introdúcelos como un juego en la relación de pareja o cuando utilices juguetes sexuales.
  • Intenta alejarte de las compresas y los salvaslip todo lo que puedas.
  • Kegel y bolas chinas. Yo te recomiendo que no los uses sin prescripción facultativa (una matrona especializada en sexualidad/suelo pélvico femenino o una fisiosexóloga). Los Kegel ayudan a mantener una buena fuerza y propiocepción de la zona genital, y las bolas chinas pueden sensibilizar la vagina

 

No hay comentarios

Escribe un comentario